domingo, 17 de octubre de 2021

Protocolo rápido inadaptaciones a los progresivos


Uno de los aspectos más negativos que podemos sufrir en las ópticas con nuestros pacientes es la vuelta a nuestro centro de un cliente disconforme con su gafa. Y dentro de todas las quejas que se pueden producir, unas de las más habituales son las que se refieren a los progresivos.

Por ello, vamos a realizar un breve esquema sobre la manera correcta de actuar a la hora de solucionar estas quejas que, de paso, va a servir tanto para profesionales como para usuarios.


Cuando un paciente acude a la óptica y nos informa sobre molestias que tiene con sus gafas lo primero que debemos realizar es una adecuada escucha de su problema.

El paciente nos va a referir una serie de molestias que nosotros, como profesionales vamos a tener que ir desgranando y concretando con preguntas cada vez más concretas. En muchas ocasiones, el paciente no refiere exactamente lo que le pasa y dentro de su variada sintomatología vamos a tener que descubrir la causa principal de todas ellas.

En segundo lugar, vamos a comprobar que todos los parámetros de los lentes son correctos. Aunque muchos puntos se revisan antes de la entrega de la gafa al cliente, como la graduación, la distancia de centrado o la altura, otros debemos comprobarlos con la montura colocada en la cara del cliente.

Sólo de esta forma vamos a comprobar realmente que el progresivo está montado según los parámetros faciales de nuestro cliente o que la montura está ajustada perfectamente a su cara. Por sorprendente que parezca, en muchas ocasiones un simple ajuste de plaquetas o terminales soluciona muchos problemas.

Si todo lo anterior está correcto nuestro siguiente paso será volver a entrar en el gabinete para revisar la graduación y, en último caso, cambiar el diseño del progresivo.

A continuación, vamos a referir una serie de síntomas y su posible solución. Aunque en muchos casos los problemas de inadaptación pueden ser multifactoriales, esta pequeña guía nos va a servir para actuar de manera rápida.

PROBLEMA: Debo subir la barbilla demasiado para leer en cerca

CAUSA: Zona de cerca demasiado baja, debido a:

·        Un pasillo demasiado largo (o mayor que el de sus gafas anteriores)
·        Progresivo montado demasiado bajo.
·        Ambas cosas a la vez.


SOLUCION:

Colocar un lente con un pasillo más corto para que pueda llegar a la zona de lectura sin tener que mover la cabeza de manera incómoda.

Para pequeños desajustes en la altura podemos cerrar plaquetas en montura metal para subir la cruz de centrado o utilizar plaquetas adhesivas en montura de pasta (suben hasta 2 mm), siempre y cuando la visión de lejos no se vea disminuida.

PROBLEMA: Debo bajar la cabeza demasiado para ver de lejos

CAUSA: Zona de lejos demasiado alta debido a:

·        Progresivo montado demasiado alto.
·        Un pasillo demasiado corto (o menor que el de sus gafas anteriores)
·        Ambas cosas a la vez.



Si tenemos el progresivo bien montado puede deberse a una graduación de esfera errónea: paciente con exceso de positivo (miopizado).

SOLUCION:

Pedir nuevos cristales colocando la altura de manera correcta.

Además, un pasillo más largo también puede ayudar en ocasiones, al bajar la adición a la zona inferior y permitir mayor campo “subjetivo” de lejos (la progresión hacia la zona de cerca es más suave y las aberraciones menores).

Comprobar y corregir graduación en caso de ser necesario.

PROBLEMA: Debo alejarme el texto a la hora de leer

CAUSA: La adición es escasa o el positivo total es insuficiente.

SOLUCIÓN: comprobar graduación y ajustar aumentando positivo.

Importante realizar esta comprobación monocularmente. Si un ojo debe alejar el texto más que el otro a la hora de leer significaría que ese ojo está mal graduado en lejos.



PROBLEMA: Debo acercarme el texto a la hora de leer

CAUSA: La adición es excesiva o el positivo total es más del necesario.

SOLUCIÓN: comprobar graduación y ajustar reduciendo positivo.

Importante realizar esta comprobación monocularmente. Si un ojo debe acercar el texto más que el otro a la hora de leer significaría que ese ojo está mal graduado en lejos.


PROBLEMA: Debo mover la cabeza o el texto horizontalmente al leer cuando veo con un ojo solo

CAUSAS:

·        Mal centrado de las lentes
·        Lentes giradas
·        Problemas de visión binocular/convergencia
·        Problema con el INSET (ver artículo específico)

SOLUCIÓN:

·        Montar adecuadamente nuevas lentes.
·        Comprobar en gabinete posibles problemas binoculares.
·        Recalcular el INSET.

Veamos ahora un compendio que englobe de manera general los problemas que podemos encontrarnos según la distancia donde el paciente manifieste problemas.

PROBLEMAS EN VISION DE LEJOS INESPECÍFICOS

CAUSAS:

·        Sobrerrefracción de positivo en lejos (paciente miopizado): el paciente refiere borrosidad e intentará mirar por la parte superior del lente.

·        Cilindro astigmatismo incorrecto (asociado a pérdidas campo visual lateral y/o pérdida de nitidez). Recordar que la tolerancia grados es de 4º de giro máximo respecto al real.

·        Progresivo montado demasiado alto

·        Un ángulo pantoscópico excesivo (asociado a sensación de balanceo)

·        Ángulo de galbe (envolvente) superior a 6º deforma imágenes a todas las distancias (efecto pecera).

·        Distancia de vértice inadecuada (no variar en exceso a lo que el paciente esté acostumbrado). Problemas de campo si supera los 12-14 mm.

PROBLEMAS EN VISIÓN DE CERCA INESPECÍFICOS

CASUAS:

·        Progresivo montado demasiado bajo

·        Pasillo de progresión demasiado largo (mira por zona intermedia)

·        Hipocorrección de positivo en lejos (asociado a cansancio ocular y baja agudeza en cerca)

·        Adición insuficiente

·        Adición excesiva (asociado a reducción de campo al mirar por zona intermedia)

·        Un ángulo pantoscópico muy plano (asociado a visión en trapecio en cerca)

·        Ángulo de galbe (envolvente) superior a 6º deforma imágenes a todas las distancias (efecto pecera), pero mucho más en intermedia y cerca.

·        Distancia de vértice inadecuada (no variar en exceso a lo que el paciente esté acostumbrado). Problemas de campo si supera los 12-14 mm.


Espero que con esta breve guía podáis centrar los posibles problemas de vuestros pacientes de manera más eficaz.

Y si deseáis una mayor profundidad os recomiendo leer otro artículo que publiqué hace un tiempo (aquí).

2 comentarios:

  1. Para usuarios está complicado entender muchas cosas. Pero muchas gracias por intentar que lo entendamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por comentar.
      Es cierto que esta entrada está más enfocada a los profesionales que a lo pacientes. Pero creo que estos últimos también pueden entender mejor el funcionamiento de los progresivos con mayor información sobre aspectos técnicos.
      Muchos pueden comprender lo que les pasa, reconocer su dificultad y comprobar si en la óptica comprueban correctamente su gafa.
      Como se suele decir, el saber no ocupa lugar.
      Saludos

      Eliminar