domingo, 19 de octubre de 2014

Las gafas graduadas se inventaron en China



Actualmente estamos cansados de observar como multitud de productos que consumimos tienen impresa la marca Made in China. Esta realidad, unida a la idea general de que muchos grandes inventos se generaron en el Lejano Oriente, hace que la opinión del gran público sobre los descubrimientos chinos esté francamente sobrevalorada.

En el caso particular de las gafas, son multitud de páginas las que hacen referencia a la invención por parte de los chinos. Tal es la difusión de este mito, repetido una y otra vez hasta con las mismas palabras, que resulta verdaderamente complicado rebatirlo. No obstante, la realidad es que los chinos no inventaron las gafas graduadas.

¿Quieres saber la verdad sobre la invención de las gafas?


A finales del siglo XIX varios oculistas defendieron el origen chino de las gafas graduadas. El asunto fue tan descabellado que se afirmó que en tiempos de Confucio (551 a.C.- 479 a.C.) ya se usaban gafas graduadas en China. Y si buscáis en Internet asociando la palabra gafas a Confucio os aparecerán multitud de páginas donde se afirma una cita de Confucio indicando que el vio a un zapatero utilizar “unos vidrios en los ojos” para realizar su trabajo.

Ahora bien, este falso mito es fácilmente desmontable por dos motivos. La obra escrita por Confucio no es muy amplia y se encuentra fácilmente disponible en Internet (http://www.confucionismo.com/analectas/). Las Analectas son una colección de conversaciones con sus discípulos que nos muestra toda su filosofía vital. Pues bien, en ningún lado de su obra escrita aparece tal cita a los vidrios del zapatero.

Pero existe otro modo de desmontar tal patraña: mediante la arqueología. Según podemos leer en el manual de José María Fernández Navarro El Vidrio:

las primeras muestras de vidrio no surgen en China hasta casi un milenio después [respecto a Egipto], en el período Zhou (siglo VI a.C.). No sólo su aparición se produjo mucho más tardíamente, sino que además las primeras manifestaciones que se conocen de esa época son lógicamente muy rudimentarias, ya que se limitan exclusivamente a cuentas de colores, procedentes en su mayoría de tumbas funerarias”.

En China, el vidrio se utilizó primeramente para aplicarlo como elemento decorativo en piezas fabricadas en metal. Y no es hasta el período Wei (425-452) cuando tenemos noticia de la primera industria de producción de vidrio. Es más, la fabricación de lentes de vidrio para gafas o el tallado de vidrio con fines refractivos no está documentado hasta épocas posteriores a la llegada de los europeos a China.

Difícilmente podía existir un zapatero que utilizara un vidrio delante de sus ojos para trabajar. Y en caso de que lo hubiera, su costumbre provendría de la creencia de poderes mágicos encerrados en ciertas piedras y no en un uso refractivo. La tradición mágica y supersticiosa sobre las piedras de cristal de roca está atestiguada en China (como en otros muchos lugares sin conocimientos científicos) y su uso esporádico por motivos curativos no debe confundirnos con el hecho de utilizar gafas graduadas. Y mucho menos podemos inferir la invención de las gafas por esta historia, a todas luces, falsa.

El origen chino de las gafas tuvo un nuevo impulso en el primer cuarto del siglo XX, de la mano de prestigiosos autores, como Scrini y Fortin. Según estos autores Marco Polo relató, en su famoso libro Los Viajes de Marco Polo (también conocido como Il Milione), el uso extendido de gafas en la China que él mismo visitó en el siglo XIII. Parece ser que su uso se remontaba a épocas anteriores a Jesucristo.

Las varillas para las gafas se inventaron en el siglo XVIII por lo que este modelo es falso.

 De nuevo, leer la fuente original (http://bib.cervantesvirtual.com/FichaObra.html?Ref=2141) es el mejor medio para darse cuenta de que la afirmación anterior es totalmente falsa. En ningún lado del libro de Marco Polo existe cita alguna que se refiera, directamente o indirectamente, al uso de anteojos por parte de los chinos.

La vuelta de Marco Polo a Venecia se produjo en 1295, momento en el que se inventaron las gafas en Italia (este importante hecho requiere de otro artículo monográfico). Algunos quisieron hacer a Marco Polo artífice de la configuración final del invento, formado por dos aros con lentes unido por una especie de puente. Según el relato tradicional Marco Polo vio en la India a la temible “serpiente de los anteojos”, la cual posee un dibujo en la piel similar a las antiguas gafas. Fue por ello que utilizaría este recuerdo para unir dos de las lupas utilizadas por los monjes en sus escritorios, dando lugar a la configuración final de los anteojos. Pero la historia se cae por su propio peso al descubrir que el nombre que le dieron a esta cobra data del siglo XIX, y fue colocado precisamente por su semejanza a las gafas. Por tanto no fue sino al revés de cómo nos lo intentaron contar. Además, nuevamente, en el libro de Marco Polo no existe ninguna referencia a tal serpiente.

Lo verdaderamente comprobado sobre el uso de gafas en China es la introducción de los primeros modelos por parte de los navegantes y misioneros europeos. Por tanto, no fue un invento traído de China por parte de comerciantes europeos, sino justo todo lo contrario. Fue un invento europeo que se introdujo en China por medio del comercio. La prueba definitiva de la afirmación anterior la tenemos en el texto denominado T´i-schu-tsi-tsch´ong y datado en el siglo XV. En su interior encontramos la primera mención a las gafas graduadas para compensar la presbicia y la constatación de que tales objetos eran importados.

FUENTES:

·        JIMÉNEZ BENITO, JAVIER: Daza de Valdés en la oftalmología. Tesis Doctoral. Universitat Autónoma de Barcelona. Facultad de Medicina. 2013.

·        ILARDI, VICENT: Renaissance Vision from Spectacles to Telescopes. American Philosophical Society. Philadelphia. 2007.

·        SIMÓN-TOR JM, SIMÓN-CASTELLVÍ SI, SIMÓN-CASTELLVÍ G, SIMÓN-CASTELLVÍ JM, SIMÓN CASTELLVÍ C: LOS MITOS SOBRE EL ORIGEN DE LOS ANTEOJOS (II).



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...