domingo, 23 de septiembre de 2018

Mis OTRAS 5 visitas imprescindibles en Praga


Praga es una ciudad que posee numerosos encantos. Tantos y tan variados que realizar un post ciñéndome a los 5 imprescindibles me parecía insuficiente. Por tanto, como complemento al post anterior vamos a descubrir otros cuatro lugares que bien merecen una visita detenida. Y, como colofón, os mostraré una de las visitas más bonitas que podéis realizar en los alrededores de Praga. ¿Os animáis a descubrirlas?


El Santuario del Loreto

El Loreto de Praga se encuentra situado muy cerca del Castillo. Entre medias de ambos edificios se encuentran varios palacios de notable belleza: Sternberg (colección arte pictórico), Arzobispal y Schwarzenberg-Lobrowicz, sede de la Galería Nacional de Praga y muy recomendables visitas para los amantes del arte.

La fachada de este edificio, con su inconfundible color blanco y su bella torre es inconfundible.

El Loreto de Praga

El Loreto de Praga es uno de los centros de peregrinación más importantes del país. Ello se debe a que posee una réplica de la supuesta casa donde tuvo lugar la Anunciación a la Virgen María (la casa original se encuentra en Loreto, Italia). Lo más llamativo de esta construcción son los bellos relieves que posee en su fachada exterior.
 
Casa de la Virgen. Loreto de Praga.
Rodeando esta Casa se encuentra un precioso claustro con varias capillas, siendo la más importante la Capilla de la Virgen Dolorosa, con una preciosa Piedad del siglo XV. Dos fuentes escultóricas se alzan imponentes a ambos lados de la Casa.
 
Claustro del Loreto de Praga
La Iglesia de la Natividad de Nuestro Señor surgió de una ampliación de la capilla del centro en el lado este del claustro. Se trata de un edificio típico de estilo barroco, con el interior en un marcado estilo rococó. Cuadros y frescos decoran paredes y bóvedas. No obstante, lo más llamativo es el carrillón, pues cada hora hace tocar automáticamente la canción mariana Mil veces te saludamos. Sin duda algo digno de escucharse (dura tres minutos).
 
Iglesia Loreto Praga
Por último, no podéis marcharos del lugar sin visitar el Tesoro. En él encontraréis custodias, altaritos, miniaturas y otros regalos votivos. La pieza más antigua es un cáliz de 1510 y el objeto más famoso una custodia de diamantes llamada el Sol de Praga (tiene más de 6000 diamantes).
 
Tesoro del Loreto
Muy cerca del Loreto se encuentra el Monasterio de Strahov, el cual tiene una impresionante biblioteca con frescos, numerosos libros de incalculable valor y un gabinete de curiosidades con objetos naturales curiosos (conchas, colmillos…).

Plaza de Wenceslao

Se trata de uno de los centros neurálgicos más importantes de la ciudad, tanto cultural como financieramente. Y aunque se denomine plaza, en realidad, parece más una avenida o un bulevar, pues está abierta al tráfico.
 
Plaza de Wenceslao. Praga
Escenario de acontecimientos históricos importantes, el último más memorable fue las manifestaciones que, en 1989, se englobaron en la denominada Revolución de Terciopelo con las que Checoslovaquia se desgajó de la URSS. Aún hoy mantiene ese atractivo de protesta social y acoge desde protestas a celebraciones de todo tipo. Lejos queda su inicial uso como mercado de caballos allá por el siglo XIV.

La longitud de la Plaza (750 metros) no debe desanimaros para recorrerla de cabo a rabo; eso sí, de manera pausada, pues lo maravilloso del lugar es admirar la conjunción de edificios históricos que se suceden, los cuales destacan por tener una arquitectura muy particular.

Sin duda, el monumento más destacado y que cierra la plaza por el lado sur es el edificio del Museo Nacional. Además, como museo, es el más destacado de todo el país. En el vestíbulo de la entrada os encontraréis con un panteón de los principales personajes checos, pues se fundó originalmente como museo patriótico.
 
Fachada del Museo Nacional de Praga
Hoy día tiene una exposición permanente en la que reúne piezas tanto de las ciencias naturales como sociales. Por tanto, posee salas dedicadas a objetos prehistóricos del país, minerales, paleontología, zoología o antropología.

Además de lo anterior merece la pena visitar el interior del edificio por la belleza que esconde y la decoración que posee.
 
Interior del Museo Nacional de Praga.
La estatua a caballo de Wenceslao, frente al museo, fue obra de Josef Václav Myslbek, y aparece custodiada por  las figuras de diversas figuras locales: Santa Ludmila, Santa Inés de Bogemia, San Procopio y San Adalberto de Praga.

Pero vayamos a los edificios que jalonan esta bella plaza. Como muestra de art decó destacaría el Hotel Evropa y el anexo Merán (nº 25–27), unas auténticas maravillas de este estilo que tiene numerosos ejemplos esparcidos por la ciudad. Su inconfundible fachada color mostaza debe ser contemplada al atardecer para admirar toda su capacidad visual. Otra joya modernista se encuentra en la próxima Galería Lucerna, con polémica escultura de David Cerny incluida. Y muy cerca está un edificio muy curioso, el nº 40, con unas caras en su fachada muy sugerentes.
 
Edificios modernistas en la Plaza de Wenceslao. Praga.
Casi enfrente del Hotel Evropa se encuentra la bella fachada neorrenacentista de la Casa Wiehl (nº 34).
 
Casa Wiehl en la Plaza de Wenceslao. Praga.
En otro estilo tenemos los edificios constructivistas de  Ludvík Kysela, hoy ocupados por la tienda de zapatos BAŤA (nº 6) y el Edificio Lindt (nº 4). Su aspecto “soviético” es inconfundible y contrasta con el moderno edificio de cristal que  cierra las edificaciones en esa parte.
 
Edificio moderno de cristal junto a otros constructivistas. Praga
Justo enfrente tenemos el Palác Koruna (nº 1-2), que contiene oficinas y un centro comercial. Construido entre 1912 y 1914, fue diseñado por Antonin Pfeiffer y Matěj Blecha, con esculturas de Vojtěch Sucharda.
 
Palacio Koruna en Plaza de Wenceslao. Praga.
Dentro del funcionalismo tenemos el Hotel Juliš (nº 22), construido en 1926 y diseñado por Pavel Janák.
 
Edificio funcionalista en la Plaza de Wenceslao. Praga.

Como podéis ver, un auténtico conjunto de edificaciones que inspirarán a todos a los que les apasione el arte arquitectónico.

Esculturas de David Černý

David Černý es un famoso escultor checo contemporáneo, conocido por el mensaje controvertido de muchas de sus obras. En Praga tienes la suerte de poder realizar un recorrido por numerosas de sus obras, las cuales se encuentran diseminadas por diferentes puntos de la ciudad a modo de galería de arte al aire libre.

-         Quo Vadis: Esta curiosa escultura de un coche Trabant con piernas simboliza la fuga, a través de la embajada alemana en Praga, de numerosas personas de la República Democrática Alemana hacia la Alemania Occidental en las postrimerías de la URSS (1989). Numerosos autos de este tipo eran abandonados por las personas que huían enfrente de la embajada y el artista conmemoró tal circunstancia creando esta escultura que se encuentra, hoy día, en el parque detrás del edifico de la embajada alemana, situado en la calle Vlašská (Barrio Hradčany).

-         La Estatua de San Wenceslao: Polémica escultura de uno de los símbolos históricos checos, en el cual el monarca monta sobre la barriga de su caballo muerto. Se encuentra en la famosa Galería comercial Lucerna (calle Vodičkova), un pasaje art-decó que tiene en la escultura un especial reclamo turístico. Muy cercana a la plaza de Wenceslao, comparar la clásica escultura del monarca que se alza en la plaza con esta otra nos indica lo que significa el arte contemporáneo: la capacidad para sorprender al espectador.

-         Los bebés: obra esparcida en dos localizaciones. La principal se encuentra en la Torre de la Televisión, en la cual escalan diversas figuras de bebés. Tres de ellos se exponen en la Isla de Kampa, junto al Museo Kampa.
 
Esculturas de Cerny
-         Viselec (“colgado”): Se trata de una estatua de Sigmund Freud cuya particularidad está en encontrarse colgada de techo de un edificio en la calle Husova (esquina con Betlémské). Aquí el artista quiso realizar su particular interpretación del estado de un intelectual de fin del siglo veinte. Una mano de la estatua agarra el palo y la otra la tiene en el bolsillo, lo cual simboliza una situación desesperada pero con la cual estamos bastante resignados.

-         Hombres haciendo pis (“corriente”): Dos hombres de bronce de algo más de dos metros hacen pis sobre el contorno del mapa de la República Checa. Un mecanismo permite que se muevan, lo que es aprovechado para escribir diferentes citas famosas checas.
 
Esculturas de Cerny
-         K: Una de las últimas aportaciones de este artista es la impresionante cabeza en transformación de Franz Kafka. Se trata de una colosal escultura de diez metros formada por 42 piezas móviles, las cuales forman y deshacen continuamente un retrato del famoso escritor checo. Situada en la plaza de Národní třída, su visita no dejará indiferente a nadie. Qué mejor representación para el autor de la metamorfosis que una escultura en continuo cambio.
 
Cabeza en metamorfosis de Kafka
Vyšehrad

La visita a la ciudadela de Vyšehrad es uno de esos lugares encantadores que Praga posee y pocos conocen. Su visita, aunque cada vez más concurrida, os permitirá desconectar de la marea de turistas que recorren a diario las calles del centro de la ciudad.

La mejor manera de llegar a este antiguo asentamiento medieval (data del siglo X, aunque las leyendas cuenten que aquí se asentaron los primeros señores checos), es tomando la línea roja de metro. La parada lleva el mismo nombre que el barrio, Vyšehrad, y apenas tendremos que andar diez minutos para llegar al recinto amurallado de la ciudadela.

Tras cruzar la Puerta de Leopoldo, que data de 1670, llegaremos a la primera joya arquitectónica que atesora este complejo, la pequeña rotonda románica de San Martín. Este templo es el edificio más antiguo que se mantiene en pie en Praga (data del siglo XI).
 
Puerta de Leopoldo y Rotonda de San Martín. Vysehrad, Praga
Paseando por la zona alta de las murallas podremos admirar preciosas vistas de la ciudad. No en vano Vyšehrad significa Castillo en las alturas. Nuestros pies nos guiarán hacia un par de colosales torres que nos informan de la existencia de un templo religioso.
 
Murallas y vistas desde Vysehrad
Antes de llegar hasta él descubriremos el pequeño pero interesante cementerio de Slavín. Aquí se encuentran enterradas importantes personalidades checas, como Jan Neruda o Alfons Mucha. Buscando sus lugares de descanso eterno descubriréis curiosas lápidas que nos indican las profesiones de los fallecidos o unas bellas vistas con la iglesia de fondo.
 
Cementerio de Slavin
Ya es hora de aproximarnos a la iglesia neogótica de san Pedro y san Pablo, una verdadera joya que bien merece la visita a este lugar. Con un exterior que me recordó a alguna iglesia alemana, es de destacar la decoración escultórica de la puerta central, dedicada al clásico tema del juicio final. En las otras dos puertas la decoración está realizada con mosaicos.
 
Iglesia de San Pedro y San Pablo. Vysehrad. Praga 
Su interior os dejará boquiabiertos debido a la abundante decoración que posee. Numerosos frescos se extienden por paredes y techos, destacando la representación de numerosos santos en un peculiar estilo modernista. El altar mayor, las capillas adyacentes o el pequeño tesoro escondido en una especie de sacristía son otros de los encantos del templo.
 
Interior de la iglesia de Vysehrad, Praga
En el parque adyacente encontramos cuatro colosales conjutos de estatuas, representación de diferentes personajes de leyendas checas, destaca el conjunto de Přemysl y Libuše (la historia hace referencia al comienzo de la dinastía Přemyslida en la República Checa).

También os recomiendo acercaros a los diferentes miradores junto a las murallas que dan al río moldava, pues obtendréis unas impresionantes vistas.
 
Preciosas vistas desde Vysehrad
Junto al parque vamos a encontrar el Sótano Gótico, una pequeña exposición con objetos arqueológicos en la que vamos a poder descubrir la historia y la leyenda que envuelve a este emplazamiento.
Salón Gótico y Casamatas de Vysehrad


Por último, en el camino de vuelta, no debéis olvidaros de pasar por las Casamatas Subterráneas, una suerte de pasadizo subterráneo en la que se exponen seis estatuas barrocas originales del Puente Carlos. La visita se realiza cada hora con guía y añade una exposición histórica permanente llamada Vyšehrad en la historia de las fortificaciones de Praga.

Sin duda, una magnífica y relajada manera de disfrutar de un par de horas en Praga caminando por uno de sus rincones más desconocidos.

Castillo de Karlstejn

Aunque Praga tiene numerosos encantos en el centro de la ciudad siempre me gusta realizar alguna visita en los alrededores. Y una de las salidas más típicas a los monumentos que se encuentran alrededor de Praga es la de acercarse al Castillo de Karlstejn. Ubicado en la ciudad del mismo nombre se encuentra a menos de una hora en tren desde la estación central de Praga, Hlavni Nadrazi. Debéis pedir el billete hacia Beroun, bajando en la parada de Karlštejn. Suele existir una frecuencia de entre media y una hora dependiendo de los días.

Este castillo data del año 1348, aunque luego tuvo remodelaciones góticas y renacentistas. Su importancia radica en haber sido el lugar en el que se custodiaban las Joyas de la Corona.
 
Castillo de Karlstejn
Hoy día su interés radica por la bella construcción, que se alza en lo alto de una colina rodeada de bosques. Desde el pueblo, lleno de restaurantes y casitas de colores, se tarda una media hora en llegar a su entrada. El camino se hace agradable debido a que siempre tendremos la bella estampa del castillo en nuestro frente. Se trata de un monumento sumamente fotogénico y siempre es recomendable, en sitios así, recorrer su perímetro buscando realizar buenas instantáneas.

La visita se realiza siempre de forma guiada, en inglés o checo, y existen diferentes recorridos a elegir.
 
Tours y precios de visita del Caastillo de Karlstejn 2018
En la versión básica, la cual tiene una duración de una hora, podremos ver el salón de los Caballeros, con una exposición de armaduras y escudos; el dormitorio de Carlos IV; la Sala de Audiencias, con el trono del monarca entre dos ventanas para que no le vieran la cara al estar en contraluz; y la cámara de las joyas, que incluye una réplica de la corona de san Wenceslao y los tesoros de la capilla de la Santa Cruz.
 
Interior del Castillo de Karstejn.
Existe otro tour algo más completo, sólo visitable entre mayo y octubre, en la que se visita la Capilla de la Sagrada Cruz. Sin duda merece la pena pagar un poco más por verla, aunque en el tour básico explican la sala mediante una maqueta.
 
Capilla de la Santa Cruz del Castillo de Karlstejn
La página oficial del castillo, para ampliar información, es la siguiente: https://www.hrad-karlstejn.cz/en

Otra salida típica de Praga es la que visita el campo de concentración de Terezín. Existen autobuses que te acercan hasta allí y el viaje dura aproximadamente una hora. En mi opinión no se trata de una visita turística sino histórica, razón por la cual no decidí incluirla en las excursiones recomendadas. Yo concibo las vacaciones de turismo como un momento relajado en el cual empaparme de otra cultura y disfrutar de mi tiempo de ocio. Visitar Tezerín no es nada de eso. Se trata de adentrarnos en una parte oscura de la historia. Tal vez, de una de las peores. Y por ello, quién visita Tezerín debe estar preparado para conmocionarse, pues los horrores que allí se produjeron no dejan indiferente a nadie. Aunque no debemos olvidar nunca ese genocidio no creo que sea una manera adecuada de pasar una jornada de vacaciones distendidas. No obstante, para aquellos que deseen visitar el lugar os dejo su página web: http://www.pamatnik-terezin.cz/en?lang=en

A la hora de obtener más información sobre los monumentos, conocer los horarios y precios por las visitas u obtener un mapa de la ciudad os aconsejo visitar: http://www.prague.eu/es


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...