viernes, 20 de octubre de 2017

La primera prótesis ocular de la historia

Una de las ramas más desconocidas de la optometría es la que se dedica a ayudar a las personas que han sufrido algún accidente ocular, en el cual han perdido o dañado irremediablemente alguno de sus ojos.

En mi práctica clínica he tenido diversos clientes que deseaban ocultar algún defecto ocular de este tipo, aunque de manera general se trataba de leucomas (opacidad de la cornea) o colobomas de iris (ausencia de una parte de iris). Unas lentes oscuras o unas lentillas cosméticas fueron las mejores soluciones que encontré ante estos problemas.

Ahora bien, existen otros daños más graves en los que el globo ocular debe ser enucleado (extraído) y sustituido por uno artificial. Hoy día existen modelos que reproducen el ojo humano de una manera muy fidedigna, aunque la ausencia de movimiento siempre delatará el problema.

En la antigüedad los accidentes oculares eran mucho más frecuentes y muchas personas quedaron tuertas después de participar en batallas o en peligrosos juegos infantiles. ¿Estaban esas personas avocadas al uso de un parche para ocultar la cuenca vacía?

En el siguiente artículo publicado en la Gaceta Óptica del mes de octubre de 2017 voy a mostraros el primer ejemplo de prótesis ocular que los arqueólogos han encontrado. ¿Os interesa?





4 comentarios:

  1. Mi abuela perdió un ojo en un accidente poco antes de casarse y contaba que de viaje de bodas fueron a Madrid para que le hicieran una prótesis que llevó durante un montón de años. Con el tiempo el ojo se fue deteriorando y la prótesis no quedaba bien así que como era muy coqueta usaba gafas de sol muy oscuras siempre que salía para que nadie lo notase. En casa usaba sus gafas normales y en el lado donde no tenía ojo llevaba siempre una especie de ventosa color carne pegada al cristal. No recuerdo haberla visto jamás sin prótesis o algo que tapase el ojo, incluso cuando se estaba muriendo pidió a sus hijas que le pusieran un parche. La pobre vivió toda su vida con ese complejo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por comentar.
      Las personas que pierden un ojo, al igual que otras con problemas en el rostro, siempre tienen un gran complejo estético, pues son una parte fundamental a la hora de relacionarnos con los demás. Mientras que las amputaciones se suelen asumir mejor, la pérdida de un ojo resulta más complicada de aceptar por la mayoría de personas.
      Afortunadamente, hoy día existe un tecnologia muy desarrollada que logra hacer que apenas se noten estos problemas, bien con lentes de contacto, bien con prótesis oculares a medida realmente logradas.
      Saludos

      Eliminar
    2. Por eso me ha llamado la atención que precisamente la prótesis más antigua que se conserva fuera de una mujer, supongo que para nosotras la estética es aún más importante. Las prótesis supongo que habrán avanzado mucho, yo a mi abuela la conocí pocos años con prótesis porque con los años los párpados se caían y ya no se le ajustaba bien, dice mi madre que la usó más o menos desde los 18 que perdió el ojo hasta los 60 y pocos y que les pidió a las hijas que la enterrasen con el ojo tapado, ni muerta quería que la vieran así. Yo recuerdo que después salía siempre con unas gafas de sol de carey y llevaba como unos protectores de cuero para que no se le viera por los lados y el cristal de ese lado era opaco y al llegar a casa tenía en el recibidor las otras gafas de ver con la ventosa y se las cambiaba nada más entrar pero nunca salía sin gafas de sol y eso que veía fatal, el cristal del ojo que veía era de culo de vaso, como los de Paco Umbral. Como curiosidad seguimos yendo al pueblo en verano y a nuestra casa todavía le llaman la casa de la tuerta, y eso que ella murió hace más de veinte años.

      Eliminar
    3. Hola de nuevo. Es cierto que la sociedad parece haber inculcado ese pensamiento estético, pero los hombres suelen ser los más consumidores de prótesis, pues laboralmente siempre estuvieron más proclives a sufrir accidentes oculares. Y en la Antigüedad con las guerras la cosa sería aún más notoria. No obstante, una prótesis no es barata y no todo el mundo podía permitírsela.
      Gracias por compartir tu historia.
      Saludos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...