lunes, 1 de abril de 2019

Los dos bandos de la Guerra Civil española mataron por igual

El 1 de abril de 1939, hace justo 80 años, Franco firmaba en Burgos el último parte de guerra:

En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado. El Generalísimo, Franco”.

Llegaba el momento de ver cual era el coste de la Guerra Civil española. Hoy, tras ocho décadas pasado el conflicto, podemos mostrar una imagen desapasionada y bastante fidedigna del trágico acontecimiento que sacudió a nuestro país el siglo pasado. ¿Os interesa el tema?


En primer lugar, me gustaría indicar el coste monetario de la guerra.

El bando nacional se gastó, recurriendo a diferentes créditos concedidos por sus aliados continentales Alemania e Italia, entre 697 y 710 millones de dólares.

El bando republicano gastó una cantidad muy similar, la cual rondaría los 744 millones de dólares. En este caso, al poseer las reservas de oro del Banco de España, el bando republicano pudo convertir tal acumulado en divisas con las que comprar material bélico. Al inicio de la guerra una cuarta parte del total fue vendida al Banco de Francia (194 toneladas supusieron 196 millones). Los otros tres tercios se remitieron a Moscú a partir de octubre de 1936 y se emplearon para comprar suministros bélicos procedentes de ese país, así como otros materiales imprescindibles (alimentos, material sanitario…). El resto del montante total se logró, por ejemplo, movilizando las reservas de plata.
Comparando ambos valores podemos concluir que, a priori, ambos bandos lograron movilizar cantidades de dinero similares para afrontar la lucha.

A continuación, vamos a referirnos al coste humano de la guerra. Primeramente vamos a analizar las víctimas en el periodo 1936-1939:

Entre 150.000 – 200.000 personas fallecieron como consecuencia de las acciones de guerra, incluyendo en la cifra tanto combates directos como bombardeos. Del total, tres quintas partes se produjeron en el campo republicano y dos quintas en el nacional.

Se calculan unos 155.000 fallecidos víctimas de acciones de represión en la retaguardia. Dos tercios ocurrieron en la zona nacional y el resto en la republicana.

Se estiman unos 346.000 – 380.000 muertos debido a las hambrunas y enfermedades que acompañaron al conflicto bélico.

En total, las víctimas estarían en una horquilla entre 651.000 – 735.000 personas. Eso supuso perder casi el 3% del total de españoles de 1936 (24,69 millones).

A los datos anteriores debemos añadir otros producidos como consecuencia directa de la guerra en los años posteriores:

500 muertos por acción de las guerrillas republicanas.

2.000 muertos por acción contra-guerrillera.

30.000 muertos por la acción represora franquista en la posguerra.

Entre 200.000-300.000 exiliados de forma definitiva.

La conclusión más inmediata que podemos inferir al conocer los datos de víctimas es que la Guerra Civil Española supuso el momento más nefasto de la historia demográfica contemporánea española.

En un análisis más profundo nos daremos cuenta que las víctimas fruto de la violencia bélica no fueron equiparables entre ambos bandos.

En el valor de víctimas directas, la mayor parte de bajas republicanas se debió, en una parte importante, a la utilización de masivos bombardeos aéreos que arrasaron ciudades enteras. Aunque Guernika suele ser el suceso más conocido estas acciones se repitieron en otros muchos puntos como, por ejemplo, en Alcañiz.

Víctimas bombardeo nacional sobre Madrid


Respecto a las víctimas por la represión en la retaguardia tampoco aparece una similitud entre ambos bandos, razón por la cual no podemos caer en la equivocación de equipararlos. Sí debemos condenar a ambos por igual, aunque contextualizando correctamente a cada uno en su lugar.

A este respecto reproduzco un interesante párrafo de la obra Violencia y Terror (Akal, 1990), de Alberto Reig Tapia:

No puede ser equiparado un terror y una represión ejercidos y sostenidos por mandos militares […] con aquel otro terror y represión ejercidos por bandas de delincuentes o por grupos políticos que actúan como contrapoderes enfrentados a un Estado acosado que, a medida que reconstruye sus propios aparatos coactivos, va eliminando la represión indiscriminada y restaura el ejercicio de los tribunales”.

¿En qué se basan estas afirmaciones? Vamos a mostrar algunas fuentes históricas originales.

Respecto a la opinión que tenían algunos líderes respecto a la represión en la retaguardia vamos a reproducir un par de comentarios.

En agosto de 1936, Prieto, en el periódico El Socialista, escribió lo siguiente: “No imitéis esa conducta, os lo ruego, os lo suplico. Ante la crueldad ajena, vuestra clemencia; ante los excesos del enemigo, vuestra benevolencia generosa […] ¡No los imitéis! ¡No los imitéis! Superadlos en vuestra conducta moral”.

En febrero de 1937 Franco le dirigió las siguientes palabras al teniente coronel Emilio Faldella: “En una guerra civil, es preferible una ocupación sistemática del territorio, acompañada por una limpieza necesaria, a una rápida derrota de los ejércitos enemigos que deje al país aún infestado de adversarios”.

Puesto que lo más grave de la represión ocurrió en los primeros meses del conflicto podemos inferir que el bando nacional pretendía, según conquistaba territorios, proceder a una limpieza genocida del contrario por motivos político-ideológicos. Misión que no abandonó ni terminada la guerra.

Uno de los pocos testimonios nacionales existentes en contra de esta limpieza en la retaguardia no lo encontraremos en los líderes militares, sino que procede del obispo de Pamplona, Marcelino Olaechea “¡No más sangre, no más sangre! No más sangre que la que quiere el Señor que se vierta, intercesora, en los campos de batalla, para salvar a nuestra Patria gloriosa y desgarrada” (15 de noviembre de 1936). Lamentablemente Franco y su cuerpo militar no estaba decidido a seguir esos consejos. Las ventajas de esta sangrienta represión eran evidentes: fidelidad absoluta de los sublevados y paralización y miedo a los vencidos, anulando futuras sublevaciones.

En el bando nacional la represión se cebó contra los dirigentes y militantes de los partidos políticos, tanto de izquierda como republicanos, contra los militares no sublevados, contra intelectuales izquierdistas (Federico García Lorca) y contra los masones en general.

La represión se concentró en el verano de 1936, durante el avance de las tropas africanas desde el estrecho de Gibraltar. En total, las provincias andaluzas sumaron casi el 50% de muertos por represión del bando franquista.

Fusilamiento nacional


En el bando republicano la represión se cebo contra el enemigo de clase, así como contra militares, sacerdotes, burgueses, patronos e, incluso, intelectuales derechistas (Pedro Muñoz Seca o Ramiro de Maeztu).

Esta represión se concentró en Madrid, Andalucía y Cataluña.

Fue realizada, primero, por patrullas milicianas informales, mediante los conocidos paseos; luego, estuvo encauzada a través de tribunales populares. En general fue una obra criminal realizada por asociaciones sindicales y revolucionarias que se aprovecharon de la incapacidad gubernamental inicial para poner orden dentro del territorio republicano.

Una vez que los líderes republicanos lograron recuperar el control y recuperarse del doble ataque sufrido (colapso del estado por el golpe nacional e implosión revolucionaria violenta) cesaron este tipo de acciones.

Exhumación cadáveres de Paracuellos


Por último, me gustaría mostrar un valioso testimonio directo que nos indica claramente la diferencia existente entre la represión nacional y republicana. Las palabras son de Francisco Partaola, fiscal del tribunal Supremo de Madrid:

Que quede bien claro: tuve la oportunidad de ser testigo de la represión en ambas zonas. En la nacionalista, era planificada, metódica, fría. Como no se fiaban de la gente, las autoridades imponían su voluntad por medio del terror. Para ello, cometieron atrocidades. En la zona del Frente Popular también se cometieron atrocidades. En eso ambas zonas se parecían, pero la diferencia reside en que en la zona republicana los crímenes los perpetró gente apasionada, no las autoridades. Éstas siempre trataron de impedirlos. La ayuda que me prestaron para que escapara no es más que un caso entre muchos. No fue así en la zona nacionalista”.

Espero que tras leer este post nadie entienda que supone un último alegato a favor de alguno de los contendientes de la Guerra Civil Española. Simplemente se trata de contextualizar adecuadamente el proceso histórico. Pues víctimas inocentes y crímenes de guerra ocurrieron en ambos bandos, pero en unos casos se trataba de una estrategia militar y en otros el resultado de introducirse en una espiral de odio infinita.

Ojalá algún día se juzgaran como crímenes de guerra episodios tan señeros de la Guerra Civil Española como el bombardeo de Oviedo, el bombardeo de Jaén, los fusilamientos en Paracuellos y Torrejón de Ardoz, la masacre de la carretera Málaga-Almería, las numerosas sacas de presos como represalias a los bombardeos franquistas, la matanza de Badajoz por las tropas del General Yagüe, el asesinato del 88% del clero de Barbastro o la represión del general Mola en Navarra.

Ya han pasado más de 80 años de aquellos sucesos y aún no hemos cerrado la herida que aquella confrontación dejó en nuestro país. ¿No ha llegado ya el momento de aproximarse, sin partidismos, al conflicto y depurar responsabilidades?

Supongo que soy un idealista….

Bibliografía:

Los datos numéricos han sido obtenidos de la siguiente obra:

Moradiellos, Enrique. Historia mínima de la Guerra Civil española. Turner. 2016.

30 comentarios:

  1. No solo no hemos cerrado la herida que aquella confrontación dejó en nuestro país , sino que parece que de un tiempo a esta parte , una vez olvidado el logro de la transicion y una vez nos sentimos mas seguros de la madurez de la democracia , el odio , el revanchismo y el sectarismo se acrecenta .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por comentar.
      Como entonces, los bandos que abogan por la confrontación son minoritarios y sería bueno recordar aquella época para no cometer los mismos errores.
      En el panorama actual ni Vox en un extremo ni Podemos en el contrario van a lograr votos suficientes como para gobernar por si mismos. Por lo que los partidos situados más en el centro político deberían ser consecuentes con los votos populares y realizar políticas alejadas de los extremos minoritarios. Lamentablemente, creo que lo mio es predicar en el desierto.
      Esperemos no tener que vivir nada parecido a lo ocurrido en el siglo pasado.
      Saludos

      Eliminar
    2. Me preocupa y a la vez me parece un problema el comparar a VOX con Podemos, como si este último fuese una radical extrema izquierda igual que el otro es de una contrastada radical extrema derecha. A la vista está que en VOX existe una nostalgia de un tiempo pasado que no debemos ni olvidar ni mucho menos repetir, y con la lamentable práctica de sembrar el odio que se ha visto en los últimos tiempos... hay veces que dudo que hayamos aprendido de esa guerra y de lo que vino después. Es igual que equiparar a los dos bandos de la Guerra Civil. Precisamente cuando contextualizas cada bando, personalmente creo que dejas claro que no se pueden poner a la misma altura, por muchas atrocidades que se cometiesen en ambos bandos, que es a lo que se agarran los hoy "constitucionalistas" que más bien son nostálgicos que estarían encantados de volver atrás en el tiempo, según sus actitudes descaradamente fascistas en muchos casos.
      Me ha gustado mucho el artículo, mi más sincera enhorabuena.

      Eliminar
    3. Hola, gracias por comentar.
      Las comparaciones siempre son odiosas y mi intención es indicar que Vox y Podemos son los dos extremos del arco político actual.
      Supongo que los últimos, con presencia en el gobierno actual, se moderarán en sus propuestas más radicales, lo que les supondrá profundas tensiones con su ala más extrema.
      Me alegro que te gustara el artículo. Gracias por leerme.
      Saludos

      Eliminar
    4. Claro que sí Anónimo,los de Vox son ultraderechistas come niños recalcitrantes y Podemos es libertad, honradez y democracia... Claro, claro...y,sobre todo, coherentes y creíbles con su neolengua de género, endofobia y adoración de la cultura de la muerte y el odio.

      Eliminar
    5. Vox azuza al odio, claro, no así los que imponen un marxismo cultural y una represión legal e injusta que escenifican con manifestaciones pandemicas donde se puede leer, nos bañaremos en la sangre de nuestros abortos y todo tipo de gestos y expresiones misandricas y de odio , esa gente tan justa y ejemplar que bajo palabras como igualdad y democracia sólo esconden, como en la RDA o la URSS, crimen y totalitarismo.
      Ese "progresismo" sólo es cultura del odio y la muerte enmascarada en demagogia.

      Eliminar
    6. Pregúntale a los alemanes del norte que tal el comunismo. Sabemos lo que historia de España tal como es, pero ¿los que hubiese sido de este país si los republicanos hubiesen ganado?, yo he vivido en un país post comunista durante un año, y no quiero eso para mi país. El problema es que aquí no lo hemos vivido, y nos creemos no sé, en Alemania directamente está prohibido, igual que en EEUU, un país que se quiera considerar democrático no puede tener en su parlamento a un movimiento con más de 100 millones de muertos a sus espaldas. El comunismo es muerte, miseria y falta de libertad. Ahí están los más de 100 millones de muertos a nivel mundial. En España no podemos olvidar, que este artículo lo hace, la entrega del oro nacional a Moscú (el famoso oro de Moscú), expolio nacional entregado a los bolcheviques por armas ( eso no se menciona en el articulo, o lo hace de una forma sutil, fue un expolio en toda regla a la nación y a todos los españoles para comprar muerte). Así que seamos objetivos y críticos, eso de que la República defendía la democracia es mentira, defendia el comunismo, que es lo que hubiese impuesto de haber ganado; miseria, hambre y muerte.

      Eliminar
    7. Hola, gracias por comentar.
      Suele ser un error muy común considerar que la República era la misma en 1934, en 1936 o en 1937. Al iniciarse la guerra, la República sufrió un doble golpe de Estado. Primero fueron los nacionales los que fracasaron en su levantamiento pero iniciaron una guerra. Y, paradójicamente, también iniciaron el movimiento revolucionario de extrema izquierda que pretendían evitar.
      Metidos en la guerra, se enfrentaron dos bandos opuestos de corte dictatorial cuyo vencedor hubiera impuesto una dictadura. Pero ese hecho no debe cegarnos sobre que ese bando republicano de guerra, controlado por los comunistas, no tenía nada que ver con el gobierno republicano democrático anterior al levantamiento donde los comunistas ni estaban en el gobierno.
      Personalmente, no puedo entender el comunismo como sistema político y sus fracasos son por todos conocidos. Pero tampoco las democracias actuales están demostrando ser un sistema idóneo para todo el mundo.
      Lamentablemente, aún no hemos inventado un sistema que evite miseria, hambre y muerte. Pero como dijo Churchill, puestos a elegir me quedo con el menos malo, que es el democrático.
      Saludos.

      Eliminar
    8. Desde el comienzo, la II República, nunca fue muy democrática. Sólo hay que leer la Ley de Defensa de la República. Tampoco permitieron que los españoles aprobaran la Constitución en un referéndum. Por no hablar de surgió mediante un golpe de Estado, tras unas elecciones municipales, cuyo resultado nunca ha estado muy claro.
      La II República pasó por tres fases: la conjunción republicano-socialista, que duró hasta 1933. El llamado Bienio Negro, donde ganó y gobernó la derecha y el Frente Popular que ganó en febrero de 1936.
      El fracaso del golpe de Estado de los nacionales y la división del Ejército, fue lo que provocó la guerra civil. Aparte de otros temas que venían de más atrás.
      En el bando republicano había, principalmente, dos grupos. Los comunistas, que querían ganar la guerra para luego hacer la revolución, y los anarquistas, que querían hacer lo contrario.
      Los comunistas no estaban en el gobierno, porque, antes de la guerra, eran sólo un partido muy minoritario. Igual que los falangistas.los metieron en el Gobierno para que los milicianos obedecieran al Gobierno.
      En aquella época, no se conocían los entresijos del comunismo y todavía estaban deslumbrados con la Revolución Rusa.
      Yo creo que el gran problema de las democracias actuales es que han sido muy afectadas por la crisis y ahora lo será por la que viene. De ese modo, se irán muchos al paro. Los gobiernos se endeudarán y luego lo pagarán con impuestos, que los pagará la clase media, porque los demás no lo harán. De esa forma, se van cargando la clase media, que siempre ha sido la base de cualquier democracia. De esa forma, se radicaliza la política.
      Yo creo que el sistema actual es bueno, pero debería de distribuirse mejor la riqueza. El gran problema del socialismo y el comunismo es que sólo saben repartirla, pero no saben crearla.

      Eliminar
    9. Hola Juan, gracias por comentar.
      No podemos analizar con los criterios actuales el nivel democrático de una institución pasada como la II República, al igual que tampoco podemos considerar igual de democráticas las elecciones de la época o anteriores comparándolas con la actualidad. Pero es cierto que España estaba viviendo algo bien distinto de las dictaduras entre las que se enmarcó, con sus luces y sus sombras.
      Respecto a las democracias actuales coincido contigo en considerar que la crisis económica que se avecina, sin haber salido de la anterior, les pasará factura. Y Europa, como últimamente, será un barco a la deriva entre los dos gigantes que parecen querer enfrentarse por la supremacía mundial: China y los EEUU.
      Saludos

      Eliminar
  2. Pues...parece que no se han moderado...y ya que podemos de la mano de su líder Pablo confeso comunista(parece ser ideología del todo democrática) quiso deslegitimar la transición...y ahora en el gobierno claramente usa el poder para mentir,ocultar y manipular a la opinión pública para esconder su ineptitud y la de que los siguen, de usar el pasado, nacionalistas y terroristas para conseguir votos y poder...que nos han costado la vida de muchísimos más de 14000 españoles, así que no nunca habrá paz con tales mentirosos y asesinos en el poder...por que si o si por tal de favorecer un acto político y partidista no se quiso proteger el bien común de la ciudadanía...por tanto como confiar en personas que ni asumen ni se arrepienten de sus errores...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, gracias por comentar.
      Comparar al Psoe o al PCE de la guerra civil española con los partidos actuales es un anacronismo histórico pues no tienen nada que ver.
      No seré yo el que defienda la labor del gobierno en esta crisis del COViD-19, pero si contextualizamos su desempeño con el de otros gobiernos europeos de ideología de derechas tampoco existe tanta diferencia. No creo que las medidas adoptadas fueran muy distintas de las de Reino Unido, por ejemplo.
      Cuando salgamos de esta crisis será el momento de valorar y depurar responsabilidades. Ahora lo único que se puede hacer es remar todos juntos para salir con los menores daños sociales y económicos.
      Saludos

      Eliminar
    2. ¿Perdón?, no eres objetivo, de verdad. Se te ve el plumero demasiado, sé que tus intenciones son buenas, pero tu objetividad no lo es. En primer lugar, el PSOE de la guerra civil es igual que el de hoy; traidor, corrupto, manipulador y asesino. ¿Dime en que son diferentes?.

      Y recapitulo, fue Pablo Iglesias (Psoe) quien dijo "Este partido (PSOE) está en la legalidad, mientras la legalidad le permita adquirir lo que necesita; fuera de la legalidad cuando ella no lo permita realizar sus aspiraciones", el gurú del PSOE dixit, ojito con la frase. Que es el mantra del PSOE, y que hoy, más que nunca, vemos como la están aplicando de forma espeluznante este gobierno de Pedro Sanchez.

      Un hombre que hizo una moción de censura por corrupción a Mariano Rajoy, y que no dimite cuando su partido es condenado por el mayor robo de la historia en España de un partido político, en el no tan famoso caso de los Eres. No tan famoso como Gürtel y compañia, que el monto total ni a la vigésima parte de este robo a mano armada a mi comunidad, Andalucía.

      1. Traidor; por pactar para alcanzar el gobierno con separatistas y nacionalistas, cuando además dijo, muchas veces, que no lo haría jamás.

      2. Corrupto y mentiroso; Además de la mentira de los pactos (Separatistas y Podemos) repetidas veces en entrevistas, tiene a sus espaldas; un doctorado donde utilizó a una persona para que le hiciera una parte importante de su trabajo, falseo y copió , su partido procesado y condenado por el Caso Ere, una delincuente internacional que aterriza en Barajas procedente del país comunista y arruinado de Venezuela (esto hace 3 meses, para que luego digan que siempre se saca este tema, cuando los vínculos de Podemos con esta narco dictadura son clarísimos)...

      3. Manipulador. En esta pandemia creo que se está viendo clarísimo, así que no me extiendo.

      4. Asesino. Creo que también se esta viendo también. Es obvio. Su inacción e incompetencia los delata.

      En fin, que como ves, el tiempo pasa, pero los "valores" de este partido no.

      Eliminar
    3. Hola, gracias por comentar.
      La verdad que este post no es el lugar adecuado para discutir al gobierno actual.
      Entre otras cosas porque ni el PSOE de hoy se parece al fundado por Pablo Iglesias ni tampoco el PP es lo mismo que Alianza Popular, por poner un ejemplo más próximo en el tiempo.
      Es cierto que la corrupción ha sido una lacra en este país, pero recuerdo casos tanto del Psoe como del PP. Lo importante es que la justicia descubra, juzgue y persiga a los culpables.
      Que en Andalucía sea el Psoe el máximo exponente de la corrupción se debe a que ha sido el partido gobernante durante décadas y, en eso, también habría que analizar la parte que le toca a los votantes que mantuvieron a ese partido en el poder aún sabiendo lo de los eres, por ejemplo.
      Respecto a los puntos que indicas sobre el Psoe actual indicarte algunas matizaciones:
      1. Traidor es alguien que amenaza la patria pactando con fuerzas enemigas extranjeras. Personalmente yo no considero a los catalanes, por ejemplo, una fuerza extranjera o enemiga, sino una parte de españoles con los que es necesario pactar y entenderse.
      2. Sobre corrupción ya he dado mi opinión y el control de la información es típica de todos los gobiernos españoles. Recuerdo dejar de ver Telemadrid por la manipulación de Esperanza Aguirre o sentir vergüenza ajena de algunos medios catalanes independentistas. Los meto a todos en el mismo saco en este punto.
      3. Manipulación de los datos de la pandemia han sufrido desde chinos a estadounidenses. En Europa sólo los países nórdicos han sido una excepción.
      4. No podemos llamar asesino al gobierno salvo que equiparemos con la misma definición a ingleses, franceses, italianos, chinos, estadounidenses... Todos han gestionado mal la crisis y han muerto muchas personas. Eso les convierte en malos gestores, pero no en asesinos.
      Te recomiendo tener una mentalidad algo más abierta y alejada de opiniones extremistas porque la crítica ideológica, tal como la presentas, pierde cualquier legitimidad. Por razón que tengas en muchos puntos, ya sea total o parcialmente.
      Y, por último, indicar que los valores del Psoe si han variado mucho. Toma como muestra que ahora defienden la monarquía.
      Saludos

      Eliminar
    4. Toda la razón Diego Garrote. El Psoe de la actualidad no es ni mucho menos a los de ahora. Cuando el PSOE nació Pablo Iglesias (el de antes) era profundamente marxista y sus postelados en el partido igual. Lo mismo en el sentimiento republicano pues ellos lucharon por expulsar y lo consiguieron a Alfonso XIII. Ahora ellos dicen sentir aun ese sentimiento republicano pero que entienden que la monarquía no es igual a la de antes y que han de respetarla. (De cierta manera también lo entiendo puesto que en la firma de la constitución ellos aceptaron pactar la monarquía para así poder demandar otras peticiones más progresistas, eso debía de ser una acuerdo de todas las firmas políticas del momento)

      Por otra parte, lo de traidor no tiene ningún sentido pues todo partido que se presenta a la gobernanza de un país a de ser capaz de acordar con todos los partidos restantes, pues en eso consiste tanto la democracia como el parlamento. Ha de ser un sitio de confrontación dialógica no de traidores y traicionados (por ello, tampoco me parece nada bien lo que hace tanto VOX como la CUP de querer bloquear todo cuanto se presente a moción). Pero no es solo en lo que yo opine, al final, tanto PP como PSOE firmar una serie de condiciones para que los partidos puedan presentarse a elecciones y formar parte de la cámara, por lo que tanto EHBildu como VOX son iguales de legítimos para estar ahí.

      De corrupción es evidente que muchos de los partidos estan "untados" de casos de corrupción y su un partido posee mas o menos casos, entonces si que se le podrá inculpar en mayor o menor gravedad pues es tanto la poca moralidad como el descuide por parte de los compañeros y cabezas de partido. Pero también cuenta la temporalidad, es decir, no es tampoco justo inculpar de igual gravedad a un partido que existe desde hace más de 40 años como hace 3 (aunque si igual de penable, obviamente). Pero cuando alista a un nuevo miembro a un partido es imposible saber con certidumbre si tramará corruptelas o no. Por ello, cuanto más viejo sea el partido y más grande, mayor posibilidades existirán. AUNQUE REPITO QUE IGUALMENTE NO ES NADA JUSTIFICABLE Y QUE TANTO LOS CASOS ERE DE ANDALUCIA COMO LA GURTEL DEL PP HAN DE SER CASTIGADOS
      Por otras parte, de la manipulación prefiero ni hablar porque es tan subjetivo, demagógico e incuantificable que habría que estudiarlo tanto desde una perspectiva sociológica, comunicativa, histórica, política y cultural que daría para horas y horas de analisis.
      Y finalmente, lo mismo que te dijo Diego hay que tener una mente más abierta y no afirmar cosas tan rotundas y tan complicadas de definir como la corrupción y la manipulación, es siempre mejor, aunque poseas una ideologia o otra, saber criticarse la propia y conocer más la otra.

      Eliminar
    5. Hola Lluis, gracias por tu aportación en el debate.
      Coincido contigo que en la actualidad es necesario un poco de moderación, sentido común y mucha crítica interna dentro de cada partido político.
      Al fin y al cabo, salvo grupos minoritarios con una representación en diputados modesta, la mayoría de españoles tenemos un pensamiento moderado alejado de la confrontación continua que algunos pretenden instalar constantemente.
      Sin duda es necesario en una democracia dar voz, a través de los votos, a todas las minorías del Estado. Pero también es cierto que esas minorías no pueden pilotar la acción del gobierno como si sus votos fueran de mayor importancia que el del resto de partidos mayoritarios. Desde hace demasiado tiempo nuestro sistema de votación a premiado a las minorías de forma excesiva y el escenario actual no deja de ser una paradoja de lo que en verdad debería ser una democracia. En vez de el gobierno de la mayoría tenemos un gobierno preso por unas minorías que repudian este Estado democrático y que entorpecen o extorsionan al resto de la ciudadanía para llegar a sus objetivos particulares.
      Creo que ya es hora de redefinir nuestra Constitución y cambiar hacia un sistema de reparto de votos en el que el mayor peso lo tenga la formación/es más votadas.
      Pero esa es mi opinión utópica, pues no creo que tengamos unos líderes a la altura de las circunstancias para hacer ese paso.
      Saludos

      Eliminar
  3. Gracias Diego por tu artículo, pareces ser uno de los pocos imparciales de los comentarios. Lo digo por Carlos, porque piensa que habría menos de 14000 muertos por covid-19 si no estuviera Podemos y Pablo Iglesias en este gobierno mixto. Usemos la cabeza y no digamos cosas infundadas. Además, estamos hablando de historia reciente, debidamente documentada y ocultada en los libros de texto de varias generaciones, precisamente, creo que la de Carlos y si no es así, no debidamente estudiada.
    Vamos a dejar ya de dar opiniones basadas en bulos que pretenden desestabilizar y enfrentar a un gobierno, que pese a lo que pese y a quien le pese, está haciendo lo que tiene en sus manos y cogió heredado de otros gobiernos, la precariedad, los recortes y la pérdida de derechos constitucionales (ley mordaza) y laborales. Y alguien dijo más arriba, que "no hemos cerrado la herida de aquella confrantación" . Claro que no. No se puede cerrar una herida si no se cura con justicia y reconocimiento, desde la transición a esta parte, solo han puesto pegas en solucionarla.
    Si tenemos que remar en unión, parece ser que alguien está agujereando la barca por ser él el timonel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier, gracias por comentar.
      La historia contemporánea es muy complicada de analizar, incluso para los profesionales, por lo que no extraña que muchas personas tengan ideas ciertamente curiosas por no decir intoxicados con ciertas ideologías.
      España no actuó de manera diferente al resto de los principales países de la Unión ECONOMICA Europea. Miró antes la economía que a sus ciudadanos y por ello hoy tenemos en España 18000 muertos y en un país tan próximo a China como Korea del Sur sólo tiene 222. Incluso en Chequia o Hungría tienen una cantidad de casos irrisoria respecto a Italia, Francia o España.
      La ideología no puede cegarnos e impedir entender que la UE hizo las cosas muy mal, independientemente del partido político gobernante en cada lugar. Y lo peor es descubrir que cualquier opción hubiera actuado igual (o peor).
      Por último, respecto a las supuestas heridas por cerrar es una idea que intentan mantener vigente, precisamente, aquellos que no tienen ningún interés en cerrarlas y si muchas ganas de mantener la confrontación perpetua contra los que no piensan como ellos.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Evitar la propagación del coronavirus de Wuhan era inevitable, pero lo que si era evitable era la falta de previsión y de medios y la inconsciencia criminal de anteponer intereses económicos y de ingeniería social misandrica(guerra de sexos disfrazada de igualdad) a la prevención.
      nombras a Eslovaquia, Polonia, Hungría... Oh, casualidad que sean todos de Visegrado, el grupo de países "fachas" (vamos, que no se dejan imponer el mundialismo y el marxismo cultural al haberlo sufrido décadas tras la invasión soviética) a los que la UE intenta reprimir.

      Eliminar
    3. Hola, gracias por comentar.
      Entiendo que en la situación actual, donde el miedo y el hartazgo del confinamiento nos invaden, a muchos les gustaría tener culpables nítidos en los que centrar sus frustraciones.
      La gestión política de España ha sido muy similar a la de UK en multitud de aspectos, desde la tardanza en iniciar la cuarentena hasta en la falta de equipos médicos adecuados o suficientes UCIS. Y ello demuestra que si miramos algo más allá de las trasnochadas ideologías del siglo pasado veremos que nuestras opciones políticas no son tan diferentes como muchos creen o nos intentan hacer creer.
      Saludos.

      Eliminar
    4. Hola!
      Me parece genial coincidir totalmente con alguien que se ha currado este documento texto valioso.
      Estoy hartisimo de las 2 españas...exhumando a unos a otros no etc.se de el dolor de tanta gente por aquella guerra,esa guerra que a dia de hoy aun les interesa tanto a los poltico para tenernos separados,pero hay que dar un pado adelante.
      Yo creo en una 3a españa pero claro viendo la calidad de politicos que tenemos en este pais es una maldita utopia.
      Que lastima me dá estar asi despues de 80años....
      Un saludo!
      Gran articulo.
      Gracias.

      Eliminar
    5. Hola de nuevo.
      En efecto, existe un sociedad española que mira hacia adelante y no tiene ningún interés en seguir polemizando con el pasado. Entre otras cosas porque el tiempo lejano de aquellos acontecimientos activó una desmemoria muy habitual en España.
      En mi opinión, deberíamos dar carpetazo a aquellos sucesos de manera responsable, llamando a cada cosa por su nombre. Y si personajes de la época fueron unos asesinos habrá que denunciarlo, sea del bando que sea, juzgarlo y conservarlo en los libros de historia.
      Pero en España no entendemos la historia como algo objetivo, sino que existe una pelea por el relato final que jamás terminará, pues el fracaso del alzamiento fue doble: dividir a un país y no lograr exterminar a todos los contrarios a su ideología (algo materialmente imposible).
      Mi ilusión es que los nuevos miembros jóvenes de los partidos logren sacudirse la casposa herencia de confrontación ideológica y logren activar mecanismos democráticos sólidos para configurar un escenario político donde el consenso y los acuerdos sean la norma.
      Lamentablemente, el ejemplo de Ciudadanos es significativo para comprobar la dificultad del proceso y lo mucho que nos queda por andar.
      Un partido que se considera de centro y que es capaz de pactar a derecha e izquierda ha recibido numerosas críticas por todos lados. Los dos bloques tradicionales se encargan de destruirlo por inmiscuirse en su tradicional alternancia y los partidos periféricos actúan con mayor inquina ante la posibilidad de que les arrebate la posición de pinza que suelen tener. Si ha todo eso unimos un tremendo fallo estratégico al querer ocupar el lugar del PP en las pasadas elecciones tenemos un tormenta perfecta.
      Lo increíble es que aún tenga representación política a pesar de su vulnerable posición y sus ingenuos errores de estrategia. Sin duda existen muchas personas que creen en una España libre de los bipartidismos y de las extorsiones de las minorías periféricas. Lo difícil será superar las campañas mediáticas intoxicadoras y el miedo al cambio de paradigma político. Bueno, y la persistente desgracia que une a los españoles y que Goya supo reflejar en su famoso cuadro "A garrotazos".
      Saludos

      Eliminar
  4. Buenos días,
    Es muy probable que cualquier Gobierno al que lamentablemente le "pillara" esta pandemia hubiese actuado de igual modo, pero no hay que olvidar que los responsables son los responsables y no se pueden escudar en el "y tú más". La oposición está actuando como lo que es, oposición, es política al fin y al cabo.
    Estoy de acuerdo en no crear más confrontación, pero eso lo debemos esperar del conjunto de los españoles, no de los políticos. Otra cosa es la crítica que deben asumir.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yiye, gracias por comentar.
      Es cierto que cuando esto acabe se deberán depurar responsabilidades. Y en España habrá que tener muy en cuenta el dato de muertes por millón de habitantes. Si somos el número 1 del mundo ahora mismo es porque algo se hizo muy mal.
      Saludos

      Eliminar
  5. ¿De qué sirvió tanta muerte si nos dirigen a cometer los mismos errores?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa pregunta se la han planteado muchos historiadores de todas las épocas.
      Y no creo que tenga fácil respuesta.
      Saludos

      Eliminar
  6. Muy buen aporte amigo. Yo también creo que la forma organizada y metódica de actuar por parte de las autoridades fascistas es más criticable.
    No es justificable, como bien dices, las atrocidades cometidas por las milicias republicanas (idealistas y radicales), pero si es importante contextualizar y ser objetivos.
    Por otro lado, actualmente nos representan dirigentes ignorantes, oportunistas y viles. Tanto la izquierda como la derecha.
    Por eso no hay que luchar entre nosotros. .. Que no logren enfrentarnos. Debemos poder discutir de manera sana y con empatía, sin rencillas. Debemos ser mejores que nuestros políticos, por favor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por comentar. De acuerdo contigo. La confrontación no lleva a ningún lado, salvo a más confrontación.
      Ahora mismo en la politica española sobra testosterona y falta mucha mano izquierda. Y no me refiero a más izquierda, que luego me crucificar. Me refiero a más diálogo. No sé trata de discutir, sino dialogar con la mente abierta. Conversar con alguien que piensa contrario a ti sin prejuicios ideológicos. Y, lo más importante, tener conciencia que nadie tiene la razón absoluta ni está completamente equivocado.
      Cómo nos ha enseñado muchas veces la Naturaleza, los organismos colaboradores evolucionan mejor y por más tiempo que los competitivos. Los segundos, con el tiempo, terminan extinguiendose solos.
      Saludos

      Eliminar
  7. El artículo me recuerda a cuando jugabamos al fútbol en el patio y salía uno o dos, que según este artículo serían republicanos, que gritaban: "crujinazos y boleones no valen". Era una guerra, y en en bando había un ejercito y en el otro una banda de delincuentes, apasionados, pero una banda. Y por eso perdieron la guerra, igual que los niños de "crujinazos y boleones no valen" hubiesen perdido el partido. Por cierto en este relato se pasa muy por alto la crueldad de los republicanos con la Iglesia, donde además de curas (como se menciona), se obvia las violaciones de monjas, quemadas vivas, le cortaban los senos, etc...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por comentar. Uno de los peores legados que nos dejó el siglo XX fue el de las guerras de exterminio. Desde la Guerra Civil Española los contrincantes no planearon únicamente ganar militarmente la guerra, sino que en su idea de crear una nueva sociedad acorde con su ideología, decidieron extirpar al contrario de ella mediante el asesinato.
      Está forma de proceder se dio en todos los bandos dictatoriales y con especial relevancia en el fascismo alemán, en el franquismo español y en el comunismo ruso (por centrarnos en Europa).
      Es cierto que ambos bandos en España cometieron crímenes y que en otros post he denunciado tanto a unos como a otros. Pero la limpieza física del enemigo con objetivos de crear una nueva sociedad sólo lo vemos en el bando nacional desde el principio. Y, además, llevado a cabo con una eficacia militar de la que carecía el bando republicano. Allí no se llevará a cabo esa limpieza desde las instituciones hasta que los comunistas no lideren ese bando. Y, aún así, no hubo unanimidad, lo que explica la desunión y las confrontaciones internas.
      Es necesario distinguir esto para contextualizar el asunto de manera idónea.
      Saludos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...