viernes, 23 de junio de 2017

Una escapada dominguera cerca de Madrid (III): Chinchón



Chinchón es uno de esos pequeños pueblos del sur de Madrid que siempre tenemos pensado visitar y nunca sacamos tiempo para hacerlo. Mientras muchas personas han visitado la cercana Aranjuez, con su deslumbrante palacio, pocas son las que se acercan a esta próxima localidad.

Y lo anterior es una auténtica pena, pues Chinchón es un municipio enfocado para el turismo que tiene una amplia oferta de monumentos y atractivos para todos aquellos que deseen acercarse hasta allí.

¿Queréis que os la presente?


Chichón es un pequeño municipio del sureste de la Comunidad de Madrid, situado a mitad de camino de la carretera A3 y A4, a unos 45 km. de Madrid capital.

Para llegar hasta allí desde Leganés lo mejor es coger la A4 y desviarse, pasado Valdemoro, hacia la localidad de Ciempozuelos. Siguiendo la M404 y atravesando la cercana Titulcia, llegaremos sin problemas hasta Chinchón. Apenas nos llevará unos 40 minutos.

Chinchón desde el mirador de la Iglesia.


Una vez llegados a Chinchón os recomiendo dirigíos camino del castillo, pues en sus proximidades existen numerosos aparcamientos gratuitos. De esta manera os obligaréis a ver el monumento más “lejano” de Chinchón, el Castillo de los Condes.

Se trata de una fortificación moderna que ha sufrido diferentes destrucciones. Levantado a finales del siglo XV, sufrió dos fuertes ataques que lo dejaron en ruina, primero los comuneros en 1520 y luego los franceses, en la Guerra de Independencia, en 1808. Desde entonces se le dio otro tipo de usos civiles, como fábrica de licores. Hoy día sólo se pueden observar sus desmochados muros exteriores y el orgulloso blasón de los Condes de Chinchón sobre la puerta de entrada.

Castillo de Chinchón


Bajando por la calle del Convento nos introduciremos en el centro de la localidad. Justo antes de llegar a su famosa plaza debemos hacer una parada en la Plaza del Convento. En este lugar se levanta, a un lado, la Casa de la Cadena, típico edificio barroco cuyo interés histórico radica en haber servido de hospedaje al rey Felipe V en 1706. Enfrente tenemos el antiguo Convento de los Agustinos, hoy día convertido en Parador Nacional de Turismo. Como es costumbre en estos lugares, el patio del antiguo claustro es de visita libre.

A través de un arco próximo al Parador nos adentraremos en la verdadera joya arquitectónica de Chinchón, su famosa Plaza Mayor. Se trata de una plaza porticada, con fachadas de tres alturas donde se disponen numerosos balcones, llamados por los lugareños claros. Hoy día casi todos pertenecen a los restaurantes que invaden la parte baja de los soportales.

Plaza Mayor de Chinchón con la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción al fondo


La razón de tantos balcones a la plaza es por los numerosos acontecimientos que se han celebrado allí durante siglos. Además de acoger ferias de ganado y celebraciones religiosas, también ha servido como corral de comedias y plaza taurina donde celebrar este tipo de festejos, algo que se sigue realizando periódicamente. Catalogada como la 4ª maravilla de la comunidad de Madrid (aquí el ranking oficial), a nadie dejará indiferente su visita.

Si alzamos la vista sobre los edificios que rodean la plaza no nos costará distinguir la iglesia principal de Chinchón. Para llegar a ella debemos subir una pequeña cuesta dirigiéndonos hacia la Plaza Galaz. Pero antes de subir os recomiendo hacer un alto en el camino en el Museo Etnológico, situado en la cercana Calle Morata.

Se trata de una antigua posada, propiedad de la familia Carrasco. Su patio de entrada, configurado como la típica venta manchega, resulta inconfundible. Hoy día, parte del edificio es visitable y se encuentra decorado con numerosos artículos que recrean una clásica casa labriega de principios del siglo XX. Personalmente me pareció muy interesante la sala donde se recrea la cocina, con todos los utensilios enumerados y con su nombre, y el dormitorio, al que no le faltaba el típico palanganero. También os recomiendo visitar, en el piso superior, la sala donde se conservan todo tipo de documentos, billetes y fotografías de la época de la Guerra civil. Sin duda es una visita muy aconsejable, a pesar de que no suele incluirse en los folletos turísticos generales, supongo que por tratarse de algo privado.

Museo Etnológico de Chinchón: cocina clásica de principios del siglo XX


La terraza donde se sitúa la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción es un magnífico mirador, desde contemplar la plaza con el castillo al fondo del caserío urbano. Y la iglesia, de compacto y sobrio aspecto exterior, conserva en su interior un magnífico altar cuya guinda es la obra de Goya “La Asunción de la Virgen”.

Altar Mayor de Nuestra Señora de la Asunción de Chinchón


Próxima a la iglesia se encuentra el Teatro Lope de Vega, construido sobre las ruinas del antiguo palacio de los Condes. Recibe su nombre por haber escrito Lope de Vega, en aquel palacio, la comedia “El Blasón de los Chaves de Villalba”. Si podéis entrar, lo más destacado es el telón del escenario, el cual contiene un magnífico lienzo con vistas de la ciudad.

También en esta zona se alza majestuosa la llamada Torre del Reloj, único vestigio superviviente de la antigua iglesia de Nuestra Señora de Gracia, destruida en 1808. El hecho de que la Iglesia actual no tenga torre ha llevado al pueblo a configurar el siguiente dicho: “Chinchón tiene una torre sin iglesia y una iglesia sin torre”.

Otros atractivos turísticos de la ciudad son las numerosas ermitas dispersas por los diferentes barrios. En cierto modo, me recordó la rivalidad existente entre los distintos barrios de la ciudad italiana de Siena. En este caso, cada barrio expresaba su particular fervor religioso encomendándose a un santo particular, al que se le rendía culto en una ermita propia. Existen cuatro principales (San Antón, San Roque, Misericordia y Rosario), cuya visita sólo es posible ciertos fines de semana del año, por lo que os recomiendo informaros en la web de Chinchón (aquí) si deseáis saber los días concretos. Generalmente suelen ser el primer fin de semana del mes, salvo en época estival, donde no abren ningún día.

Otro lugar interesante donde acercarse puede ser el Convento de las Madres Clarisas, donde podréis adquirir algún dulce tradicional elaborado a mano por las monjas, o el próximo Centro de Interpretación, un lugar donde mediante vídeos o paneles explicativos descubriremos lo más destacado de la ciudad, su historia y sus principales edificios turísticos.

Por último, os dejo un plano de Chinchón para que podáis organizaros la visita de antemano. No os arrepentiréis.

Plano turístico de Chinchón



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...